¡Bienvenido/a a la tienda de Korko! Puedes elegir un país diferente como tu ubicación pre-ferida.

Inline CSS

Fundación de la empresa e idea

Las primeras ideas sobre Korko surgieron ya en 2020. Especializada en sus orígenes en juguetes de madera, Hape investiga desde hace años el uso de otros materiales sostenibles. Después de indagaciones minuciosas, procesos que duraron meses y muchos controles de calidad, nos decidimos: fundamos Korko el 2021 como empresa conjunta entre dos empresas que no podían ser más diferentes a primera vista. Hape, el prestigioso fabricante de juguetes y Amorim, el mayor productor de corcho de todo el mundo. ¿Pero qué tienen en común estas dos empresas? Su amor por la naturaleza y la idea de que todas las personas tengan acceso a la sostenibilidad.
Otro año más con innumerables diseños, ideas y proyectos, hasta que llega por fin el lanzamiento esperado: un juguete que cumple con las exigencias más estrictas en cuanto a la sostenibilidad, la calidad, el diseño y el valor lúdico. El primer producto de Korko ya está listo para depararles a los niños unos ojos brillantes de emoción y horas de diversión.

Diseño y colección

Pero para llegar hasta aquí, el viaje fue largo. Con mucho amor por el detalle y animada por la idea de crear un juguete innovador, nuestra diseñadora, madre de dos hijos, dio vida a Korko con mucha creatividad y muchos conocimientos. Inspirado por el clásico diseño del pedagogo alemán Fröbel, el primer producto de Korko es un kit de bloques de construcción.
Clásico y, sin embargo, innovador: bloques de construcción para el futuro.

Diseño y colección

Pero para llegar hasta aquí, el viaje fue largo. Con mucho amor por el detalle y animada por la idea de crear un juguete innovador, nuestra diseñadora, madre de dos hijos, dio vida a Korko con mucha creatividad y muchos conocimientos. Inspirado por el clásico diseño del pedagogo alemán Fröbel, el primer producto de Korko es un kit de bloques de construcción.
Clásico y, sin embargo, innovador: bloques de construcción para el futuro.

Misión

Además de unos productos respetuosos con el medio ambiente y neutros en carbono, Korko ofrece un compañero fiel que permite que los niños se sumerjan en un mundo más sostenible. La simpática lechuza Coco guía a los más pequeños de manera lúdica por todo el proceso de la extracción de la corteza, de la fabricación de los bloques de construcción, y les muestra los distintos materiales. Nuestra Coco les enseña a los más pequeños la armonía que existe entre el ser humano, los animales y la naturaleza, y los acompaña así hacia una vida más respetuosa con el medio ambiente.

Misión

Además de unos productos respetuosos con el medio ambiente y neutros en carbono, Korko ofrece un compañero fiel que permite que los niños se sumerjan en un mundo más sostenible. La simpática lechuza Coco guía a los más pequeños de manera lúdica por todo el proceso de la extracción de la corteza, de la fabricación de los bloques de construcción, y les muestra los distintos materiales. Nuestra Coco les enseña a los más pequeños la armonía que existe entre el ser humano, los animales y la naturaleza, y los acompaña así hacia una vida más respetuosa con el medio ambiente.

Visión

La visión de Korko es ofrecer juguetes sostenibles que todo el mundo pueda permitirse. Un estilo de vida sostenible y la conexión con la naturaleza debería ser accesible para todos, y precisamente por este motivo Korko apuesta por una alta calidad a precios económicos. Además, para Korko el aspecto educativo es muy importante, y por eso en la gama de productos solo se encuentran juguetes que fomentan a los niños a nivel cognitivo y que hacen desarrollar sus habilidades. De este modo, Korko proporciona diversión lúdica y de aprendizaje al mismo tiempo.
¡Establezcamos juntos los bloques de construcción del futuro!

Visión

La visión de Korko es ofrecer juguetes sostenibles que todo el mundo pueda permitirse. Un estilo de vida sostenible y la conexión con la naturaleza debería ser accesible para todos, y precisamente por este motivo Korko apuesta por una alta calidad a precios económicos. Además, para Korko el aspecto educativo es muy importante, y por eso en la gama de productos solo se encuentran juguetes que fomentan a los niños a nivel cognitivo y que hacen desarrollar sus habilidades. De este modo, Korko proporciona diversión lúdica y de aprendizaje al mismo tiempo.
¡Establezcamos juntos los bloques de construcción del futuro!

 

Corcho
De la naturaleza al centro de la habitación infantil


Nuestro juguete se fabrica a partir del corcho de un bosque de alcornoques portugués. Este bosque bajo el sol portugués absorbe cada año hasta 4,6 toneladas de CO2. Al contrario de lo que ocurre con la madera, los árboles no se talan. Para la obtención de nuestro corcho, solo se pela la corteza del árbol, y, al cabo de 9 años aproximadamente, se puede volver a extraer la corteza en un proceso artesanal y cuidadoso. El corcho es, pues, una materia prima vegetal que se renueva rápidamente. La extracción regular de la corteza contribuye a absorber más CO2 de la atmósfera. Esto hace que nuestro juguete sea climáticamente neutro y made in Europe, ¡por amor al medio ambiente y a todas las futuras generaciones!

 

El multitalento de la madre naturaleza

El corcho, en alemán Kork ―por eso el nombre de la marca es Korko―, es un material que rebosa de cualidades positivas. Nuestro juguete sostenible es especialmente seguro porque es muy ligero, y las esquinas redondeadas son una garantía de que las manos y los pies de los más pequeños no se puedan lesionar. La torre más alta se derrumba en completo silencio y sin ningún hacer estruendo. Korko fomenta la creatividad, da rienda suelta a la fantasía, entrena la coordinación mano-ojo y también las habilidades motoras. Y aún más: por su naturaleza, no es solamente más duradero y antideslizante que los juguetes convencionales, sino que la superficie tiene además un efecto antibacteriano. Esto hace que no se puedan acumular las bacterias en el juguete de manera permanente. Guau... pero esto es todo, ¿no? Pues no, todavía tenemos un punto a favor: Korko tiene un efecto antiestático, y por eso se acumula mucho menos polvo en el juguete. Eso significa que Korko también es perfecto para las personas alérgicas.

El multitalento de la madre naturaleza

El corcho, en alemán Kork ―por eso el nombre de la marca es Korko―, es un material que rebosa de cualidades positivas. Nuestro juguete sostenible es especialmente seguro porque es muy ligero, y las esquinas redondeadas son una garantía de que las manos y los pies de los más pequeños no se puedan lesionar. La torre más alta se derrumba en completo silencio y sin ningún hacer estruendo. Korko fomenta la creatividad, da rienda suelta a la fantasía, entrena la coordinación mano-ojo y también las habilidades motoras. Y aún más: por su naturaleza, no es solamente más duradero y antideslizante que los juguetes convencionales, sino que la superficie tiene además un efecto antibacteriano. Esto hace que no se puedan acumular las bacterias en el juguete de manera permanente. Guau... pero esto es todo, ¿no? Pues no, todavía tenemos un punto a favor: Korko tiene un efecto antiestático, y por eso se acumula mucho menos polvo en el juguete. Eso significa que Korko también es perfecto para las personas alérgicas.

Así creamos nuestro juguete para vosotros

En el primer paso, la corteza pelada se granula junto con los restos de la producción de tapones de corcho. Luego, el granulado se prensa en un procedimiento único hasta obtener la forma adecuada y finalmente se le da un acabado final para que pueda ser coloreado y sea también fácil de mantener. Con los colores vivos de base acuosa, el juguete de corcho se transforma finalmente también en el centro de todas las miradas y embellece cualquier habitación infantil.

Así creamos nuestro juguete para vosotros

En el primer paso, la corteza pelada se granula junto con los restos de la producción de tapones de corcho. Luego, el granulado se prensa en un procedimiento único hasta obtener la forma adecuada y finalmente se le da un acabado final para que pueda ser coloreado y sea también fácil de mantener. Con los colores vivos de base acuosa, el juguete de corcho se transforma finalmente también en el centro de todas las miradas y embellece cualquier habitación infantil.